Informar al viajero y proteger el destino son dos obligaciones de la Industria para lograr un turismo responsable

 

“No existen malos viajeros, existen viajeros mal informados”, así de contundente se muestra el Centro Español de Turismo Responsable (CETR). A pesar de que cada uno debe ser responsable de sus acciones, es cierto que, como Industria, somos corresponsables de la actitud del viajero. Por lo tanto, es nuestra labor cumplir con 3 obligaciones fundamentales: informar al viajero, proteger el destino y fomentar las condiciones necesarias para que la acción de viajar sea sostenible.

Manuel Lopez InterMundial

Es importante que el viajero sea conocedor de los productos que permiten que su viaje sea sostenible y, por lo tanto, responsable. En este sentido, es fundamental una atención personalizada y constante al viajero, aprovechando la comunicación multicanal de la que disponemos hoy en día.

Viajar de forma responsable va desde la protección personal y del entorno, liberando de recursos al destino, por ejemplo, a través de seguros de viaje, hasta una forma de consumo favorable al desarrollo local. Esto último no debe ser interpretado como un alegato en contra de los grandes grupos turísticos, todo lo contrario: absolutamente todos los actores del Sector, grandes y pequeños, podemos contribuir al desarrollo local de los destinos turísticos.

Aunque resulte una obviedad, como industria sostenible y perdurable en el tiempo que queremos ser, debemos proteger el ecosistema natural del Turismo: el destino. Un Turismo sostenible no se entendería sin respetar el entorno que nos acoge, sin ser conscientes de que el deterioro del mismo conlleva el fin de la actividad. Por lo tanto, es fundamental que los destinos turísticos deseen serlo y obtengan un gran beneficio de esta actividad empresarial.

Por último, es importante fomentar las condiciones necesarias para que la acción de viajar sea sostenible. Esto significa, además de apoyar iniciativas turísticas a favor del desarrollo local del destino, tener una actitud de diálogo constante: todos los agentes debemos desempeñar un papel conciliador y debe existir un diálogo constante que haga confluir los intereses de ciudadanos, Administración y empresas. Perseguir nuestros objetivos no tiene por qué ir en contra de los objetivos del resto de factores de la ecuación: la conciliación de objetivos debe ser un objetivo per se.

Está claro que existe un compromiso por parte de gran cantidad de empresas y viajeros para fomentar un turismo responsable que fomente la sostenibilidad de la Actividad Turística. Tendremos que seguir trabajando para que cada vez seamos más los que trabajamos en esta dirección.