¿Está tu agencia de viaje preparada para los posibles ataques informáticos? Estos pueden poner en riesgo no solo la seguridad de tu empresa, sino también los datos personales de tus clientes.

Seguro de ciberriesgos para empresas turísticas

 

Hace unos meses os hablábamos del nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea y de cómo este plantea una mayor protección y garantías para los ciudadanos en lo que respecta al tratamiento de sus datos personales por parte de las empresas –entre ellas, las del sector turístico, como las agencias de viaje.

Aunque la Agencia Estatal de Protección de Datos afirma que cuando este reglamento empiece a aplicarse en nuestro país solo supondrá un cambio de hábitos en el tratamiento de datos y no una carga extra de trabajo para las empresas españolas, cada vez se hace más necesario tomar medidas preventivas ante posibles amenazas que pongan en riesgo la seguridad tanto de los datos de los clientes como los propios de la empresa.

Según el INCIBE –Instituto Nacional de Ciberseguridad-  el primer paso para que las empresas reduzcan sus riesgos es la puesta en marcha de un plan de concienciación y formación de los empleados en materia de ciberseguridad. Según apunta este organismo público, la mayor parte de las amenazas informáticas a las que se expone una empresa tienen su origen en el factor humano, ya sea por desconocimiento o por actitudes malintencionadas por parte de los empleados. Al fin y al cabo, siempre es el empleado quien gestiona la información, la procesa, la transmite y la elimina.

Este mismo organismo desconfía de las medidas informáticas restrictivas, como impedir el acceso de empleados a plataformas de correo electrónico o redes sociales, ya que pueden resultar contraproducentes y ralentizar el desarrollo normal del trabajo. Por ello, ha creado un kit de concienciación sobre ciberriesgos para los empleados a disposición de cualquier empresa que lo necesite.

Además de estas iniciativas, siempre es bueno contar con una póliza que proteja ante estas incidencias, ya vengan por posibles fallos de los empleados (errare humanum est) o por amenazas externas. Un buen ejemplo es el seguro de Ciber Riesgo de InterMundial.

Este seguro, diseñado específicamente para las empresas del sector turístico, aúna la protección con la asesoría de riesgos y la recuperación de datos dañados. Así, al contratarlo, lo primero que se realiza es un estudio de la vulnerabilidad cibernética de la empresa, según su tipología y actividad comercial, y en función de ella se determinan los recursos necesarios y se hacen recomendaciones de protección ante los riesgos detectados.

En caso de producirse un problema, el seguro se ocupa de resolverlo y restaurar los datos afectados. Además, cuenta con coberturas para indemnizar en caso de robo de hardware, datos contaminados por virus, actos negligentes o errores de un empleado, entre otros.

Del mismo modo, este seguro contempla coberturas de asesoramiento legal y de comunicación, enfocado a mitigar el daño en la reputación de la empresa que puede producir un problema de seguridad relativo a los datos de los clientes.