Por muchas precauciones y previsiones que tengamos en la confección de un viaje o por muy profesionales y expertos que sean los proveedores con los que hemos determinado trabajar en un país concreto, no es posible garantizar un viaje libre de imprevistos.

Y, al mismo tiempo, no podemos permitir que estos contratiempos inesperados ensombrezcan nuestro trabajo, erosionen la confianza de nuestros clientes y, ni muchos menos, podemos permitir que supongan un riesgo a la integridad física de nuestros clientes.

Por todo ello, tras elaborar una lista de aquellos factores potencialmente nocivos, comprobamos que, asegurando el riesgo, podíamos centrarnos en lo que verdaderamente dominamos, la programación de viajes.

Este razonamiento es la base de que todos nuestros clientes viajen de manera obligatoria con una póliza de seguros.

Por un lado, buscamos sinónimos de tranquilidad, confianza o respaldo para nuestros clientes, pero también deseamos una póliza que nos exima de las consecuencias compensatorias ante situaciones generadas por un tercero que escapan a nuestro ámbito de control y de gestión, es decir, las compañías aéreas; o bien, que nos proteja ante circunstancias imprevisibles y fortuitas calificadas como fuerza mayor, como, por ejemplo, las condiciones meteorológicas adversas.

Todos nuestros clientes viajan de manera obligatoria con una póliza de seguros.

Desde luego, nuestra experiencia no puede ser más complaciente, pues, a pesar de accidentes y repentinas enfermedades en desino, incidencias geo-políticas o catástrofes naturales, el seguro de viaje responde con la inmediatez que a un servicio 24 horas se le exige, asistiendo y atendiendo a los clientes. Y, más adelante, reembolsando los gastos imprevisiblemente generados y los servicios que desafortunadamente se dejaron de disfrutar.

A nuestra gratificante valoración podemos añadir la de nuestros clientes, quienes, encontrándose en cualquier zona remota del mundo, reciben en caso de necesitarlo un trato profesional, diligente y al instante.

Para terminar, queremos reflejar que en TUI Spain no contemplamos la posibilidad de que alguno de nuestros clientes viaje sin seguro y, por ello, lo incorporamos en el precio de cualquiera de nuestros viajes.

 

>> Artículo incluido en el informe “Uso del seguro de viaje en España”, de Fundación InterMundial