La venta de los seguros de viajes, en todas sus modalidades, está adquiriendo una importancia cada vez mayor para las Agencias de Viajes españolas, y esto se debe a varios motivos. El primero, fundamental en cualquier negocio, es el aumento de las ventas, y por tanto de los beneficios de las Agencias, ya que es uno de los productos que mayores comisiones mantienen dentro de sus distintos proveedores.

Otro es por la seguridad, organizativa y jurídica, que estos productos les aportan, pues por un precio asequible sus clientes pueden cubrir muchos de los riesgos a los que están sometidos a partir del momento en el que deciden contratar un viaje. Desde la seguridad de que, si por alguna circunstancia de las que admiten normalmente las Aseguradoras con las que vienen trabajando, el cliente se ve en la necesidad de cancelar un viaje, éste no va a perder dinero hasta la total cobertura de los pasajeros en destinos, a veces complicados… Todo ello hace que los seguros de viajes sean un producto muy atractivo para las Agencias de Viajes, teniendo en cuenta, además, que la normativa vigente establece como obligación de la Agencias informar al cliente. En concreto, y de acuerdo con la legislación vigente reguladora del seguro privado, informar sobre la suscripción de un contrato de seguro que cubra los gastos de cancelación por el consumidor y usuario, o de un contrato de asistencia que cubra los gastos de repatriación o traslado al lugar de origen, en caso de accidente, enfermedad o fallecimiento.

Por todo ello, la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) se une a la campaña del Ministerio de Asuntos de Exteriores “Viaja Seguro, Viaja Informado” en la que se recomienda a los consumidores la contratación de este tipo de seguros. Asimismo, CEAV ha defendido en la Comisión Europea y frente a las autoridades españolas los intereses de las Agencias de Viajes ante el cambio de la Directiva de Mediación de Seguros. Sin esta defensa, la normativa podría ser sido muy perjudicial para las Agencias debido a los fuertes requisitos que, en un primer momento, exigía para la venta de seguros.

Si bien es cierto que en España no existe la cultura aseguradora que sí hay en otros Países Europeos donde se compran, incluso, seguros anuales, cabe destacar que se trata de un segmento en crecimiento exponencial, y desde la Confederación esperamos que continúe la tendencia.

 

>> Artículo incluido en el informe “Uso del seguro de viaje en España”, de Fundación InterMundial